Please choose your preferred language

English Afrikaans
Cuando decimos que somos neutros en emisiones de carbono, ¿qué queremos decir?
Desde los inicios de Esse, hemos luchado por mantenernos fieles a unos cuantos valores básicos. Uno de estos valores es que debemos hacer todo lo posible para mejorar el estado del planeta que llamamos hogar.
No hay discordia en la comunidad científica sobre el calentamiento global. Las actividades humanas liberan a la atmósfera grandes cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, lo que está provocando el calentamiento del planeta. Ya podemos ver el impacto en el medio ambiente, pero nuestros hijos verán mucho más.
¿Cuál es el papel de Esse en todo esto?
Actualmente, Esse compra créditos de carbono para compensar sus emisiones de carbono. Esto significa que somos una empresa neutra en emisiones de carbono. Cubrimos el carbono emitido en los procesos de producción de nuestros envases y materias primas; cubrimos el carbono emitido en los viajes de nuestros empleados y el uso de energía en la fábrica para producir el producto final. También cubrimos el carbono emitido en el transporte de nuestros productos a Europa y Hong Kong… pero hay mucho más en esta historia de lo que parece.
Esse está muy lejos de ser perfecto. La mayoría de nosotros sigue yendo al trabajo en coche y muchos viajan en avión. Muchos de nuestros proveedores siguen utilizando electricidad suministrada por la quema de carbón y todavía utilizamos plástico como tapones o dispensadores en bomba para nuestros envases de vidrio.
¿Qué estamos haciendo para mejorar?
Estamos desconectando de la red eléctrica todo nuestro suministro de electricidad en la fábrica para reducir nuestra huella de carbono en Sudáfrica, pero el verdadero impacto está en nuestra cadena de suministro.
Existe la idea errónea de que el transporte es el principal factor de la huella de carbono de un producto acabado, pero si se realiza una auditoría completa, se suele descubrir que las emisiones de carbono se encuentran en lo más profundo de la cadena de suministro.
Pongamos un ejemplo. Hemos optado por utilizar el vidrio como principal material de envasado. Es un material que puede reciclarse infinitamente y encaja bien con nuestra filosofía Cradle to Cradle, pero ¿cómo calculamos la carga de carbono asociada al envase? La fabricación de vidrio necesita arena, piedra caliza y carbonato de sodio. Todos estos son minerales que se extraen, transportan y limpian antes de ser utilizados y hay una carga de carbono asociada a este proceso. Evidentemente, habrá emisiones de carbono porque estos ingredientes se calientan hasta el punto de fusión para formar el vidrio y luego se mantienen calientes mientras se moldean.
¿Por dónde empezamos? ¿Empezamos cuando el tipo que conduce la excavadora en la mina de piedra caliza se sube a su coche para ir a trabajar? Eso quemará carbono. Este nivel de detalle es casi imposible, así que utilizamos las estimaciones de “carbono incorporado” que se publican cada año. Estas tablas estiman la cantidad de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero producidos en todos los procesos de fabricación de una tonelada de vidrio y ahora nos es posible hacer una estimación sensata de la huella de carbono en el lado de la oferta.
El vidrio tiene un valor de carbono incorporado de 1,44 kg de CO2 por kg de vidrio producido, lo que está bastante bien. En comparación, el polipropileno tiene un valor de 4,49 … por lo que se emite mucho más carbono para producir un kilo de PP. Incluso el papel es bastante alto, con un valor de 3,73, así que estas cosas no son siempre intuitivas.
Este es un gráfico simplificado de nuestras emisiones de carbono incorporadas (por lo que sólo cubre nuestras principales categorías de insumos).
Resulta que nuestro consumo de cartón procesado para fabricar los cartones de los productos Esse es el que más contribuye a nuestra huella de carbono. Hemos estado trabajando en formas de reducirlo y en los próximos años haremos cambios significativos en nuestros envases.
Hay otras maneras de ver esto. Una de ellas es comparar Esse con la empresa media. La empresa media con el mismo número de empleados e ingresos que Esse emite 2.918 toneladas de carbono al año y no compra créditos de carbono para compensar sus emisiones. Esse emite actualmente algo menos de 300 toneladas… así que emitimos aproximadamente una décima parte de una empresa “normal” de nuestro tamaño; y compramos compensaciones.
¿Es “normal” el punto de referencia que nos gustaría utilizar? Creemos que deberíamos hacer más y seguiremos reduciendo nuestra huella de carbono hasta llegar a ser carbono positivos. Esto significará que Esse, como empresa, reduce activamente el nivel de carbono en la atmósfera y se convierte en parte de la solución. Tenemos previsto hacerlo plantando árboles… muchos. También estamos investigando otras opciones de secuestro de carbono y esperamos ser carbono positivos antes de finales del año que viene.