Please choose your preferred language

English Afrikaans

ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL

Aunque el envejecimiento es inevitable, se puede retrasar significativamente el inicio del envejecimiento de la piel tomando decisiones sensatas sobre el estilo de vida y utilizando productos que optimicen la salud de la piel a largo plazo.
Los clientes generalmente abordan el envejecimiento de dos maneras: reducción de arrugas y reafirmación de la piel. Ambos están vinculados a la estructura del colágeno y la elastina en la piel y estas estructuras a su vez están influenciadas por una serie de factores.
Una regla empírica: si la función de barrera se ve afectada y la piel se encuentra en estado inflamatorio, la tasa de envejecimiento se duplica. Así que presta atención a la optimización de la salud de la piel antes de tratar los síntomas.

 

CONSIDERACIONES SOBRE EL ESTILO DE VIDA

  • Intente mantener la diversidad microbiana – esto se aplica tanto a la salud intestinal como a la de la piel. 
    Coma alimentos fermentados no calentados como el chucrut o el kimchi y pase tiempo en la naturaleza. La jardinería cuenta siempre cuando no se utilicen herbicidas y pesticidas tóxicos. Tome probióticos ingerible de buena calidad y aplique un tratamiento probiótico para el cuidado de la piel que contenga cepas vivas de microbios beneficiosos para superar a las especies de edad avanzada.
  • Ingesta de ácidos grasos esenciales: 15 g de aceite de semilla de lino al día o 600 mg de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (DHA y EPA).
  • Reducir la exposición a los radicales libres – cubrirse al sol es siempre una primera opción, pero si usa un bloqueador solar, use uno mineral. Los bloqueadores solares químicos generan radicales libres cuando se exponen a los rayos UV, lo que aumenta la tasa de envejecimiento.
  • Mantenga niveles de azúcar en la sangre consistentes comiendo “alimentos integrales”.
  • Suplemento con oligoelementos: asegúrese de que el cobre y el zinc estén equilibrados. Muchos suplementos evitan el cobre porque induce a la náusea, pero en su mayoría complementan el zinc en dosis altas. Estos dos minerales compiten por una zona de absorción común, por lo que esto a menudo resulta en deficiencia de cobre, pero se necesita para la síntesis de colágeno y elastina.