Please choose your preferred language

English Afrikaans

POR QUÉ
¿ORGÁNICO?

Regreso a lo salvaje

Esse ha sido certificado como orgánico desde 2005. No nos gustan los productos químicos sintéticos y la agricultura orgánica es mejor para el planeta.

A lo largo del último siglo, hemos visto el impacto de los productos químicos sintéticos en el mundo que nos rodea.

Ahora sabemos que los ecosistemas complejos no responden a sustancias químicas individuales de manera predecible.

Por ejemplo … cuando rociamos DDT en un ecosistema para matar mosquitos, lo logramos, pero luego comenzaremos a ver consecuencias no deseadas. Décadas después de la prohibición del DDT, el 99% de los estadounidenses todavía dan positivo en las pruebas de residuos de DDT en la sangre. Las niñas expuestas al DDT antes de la pubertad tienen 5 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama en la edad adulta.

Aunque logramos nuestras metas a corto plazo, no es fácil vivir con los efectos a largo plazo.

Tenemos la sensación de que algo similar está ocurriendo en la cosmética convencional. Un químico determinado se aplica en la piel para un resultado a corto plazo sin llegar a comprender las consecuencias a largo plazo.

Esse está tan cerca de la naturaleza como sea posible y los estándares orgánicos de Ecocert nos mantienen en el camino correcto. No permiten químicos sintéticos, modificación genética ni imitadores de hormonas. Desde nuestro punto de vista, no creemos que estos estándares hayan sido una restricción para poder ofrecer resultados antiedad sostenibles.

NO LO CONTAMINES

os agricultores orgánicos no utilizan pesticidas, herbicidas o fertilizantes, así que los caudales de agua y la tierra no se contaminan con venenos. Esto también significa que a ti tampoco se te contamina por los residuos de estos químicos en los productos.

En resumen, el cultivo orgánico es sostenible y hace menos daño al planeta. No es perfecto, pero es bastante mejor que el estado actual.

La piel de una persona a menudo tiene mayor diversidad microbiana que su intestino. Desde el punto de vista científico, la piel se ve ahora como un ecosistema. Las células humanas y los microbios coexisten para contribuir a la salud óptima de la piel.

Los efectos a largo plazo de los químicos sintéticos en la piel no se conocen todavía, pero parece poco probable que pudieran aumentar los resultados del envejecimiento a largo plazo.

Esta es la explicación de porqué hemos elegido certificar nuestros productos como orgánicos para evitar químicos que no ocurran naturalmente.

En 2015, se hizo por primera vez un mapa 3D molecular humano de la química en la piel. A los voluntarios se les pidió que dejaran de usar todos los productos del cuidado personal durante tres días para evitar la contaminación de los resultados. La suposición era que la mayoría de los químicos eran de origen microbiano y todo el resto podría ser de origen humano, con los químicos ambientales formando una pequeña pero considerable parte.

  Los resultados no siguieron el patrón.

  Los productos de células microbianas contribuyeron el doble que las células humanas en la química de la piel. La sorpresa fue que los residuos de los productos del cuidado personal contribuyeron en un 8% de la química que se midió.

¿POR QUÉ ORGÁNICO?

Regreso a lo salvaje Esse ha sido certificado como orgánico desde 2005.
No nos gustan los productos químicos sintéticos y
la agricultura ecológica es mejor para el planeta.

TU PIEL ES UN ECOSISTEMA….

NO LO CONTAMINES

A lo largo del último siglo, hemos visto el impacto de los productos químicos sintéticos en el mundo que nos rodea.

Ahora sabemos que los ecosistemas complejos no responden a sustancias químicas individuales de manera predecible.

Por ejemplo … cuando rociamos DDT en un ecosistema para matar mosquitos, lo logramos, pero con el tiempo comenzaremos a ver consecuencias no deseadas. Décadas después de la prohibición del DDT, el 99% de los estadounidenses todavía dan positivo en las pruebas de residuos de DDT en la sangre. Las niñas expuestas al DDT antes de la pubertad tienen 5 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama en la edad adulta.

Aunque logramos nuestras metas a corto plazo, no es fácil vivir con los efectos a largo plazo.

Tenemos la sensación de que algo similar está ocurriendo en la cosmética convencional. Un químico determinado se aplica en la piel para un resultado a corto plazo sin llegar a comprender las consecuencias a largo plazo.

Esse está tan cerca de la naturaleza como sea posible y los estándares orgánicos de Ecocert nos mantienen en el camino correcto. No permiten químicos sintéticos, modificación genética ni imitadores de hormonas. Desde nuestro punto de vista, no creemos que estos estándares hayan sido una restricción para poder ofrecer resultados antiedad sostenibles.

Los agricultores orgánicos no utilizan pesticidas, herbicidas o fertilizantes, así que los caudales de agua y la tierra no se contaminan con venenos. Esto también significa que a ti tampoco se te contamina por los residuos de estos químicos en los productos.

En resumen, el cultivo orgánico es sostenible y hace menos daño al planeta. No es perfecto, pero es bastante mejor que el estado actual.

La piel de una persona a menudo tiene mayor diversidad microbiana que su intestino. Desde el punto de vista científico, la piel se ve ahora como un ecosistema. Las células humanas y los microbios coexisten para contribuir a la salud óptima de la piel.

EL PLANETA ES UN ECOSISTEMA….

NO LO CONTAMINES

En 2015, se hizo por primera vez un mapa 3D molecular humano de la química en la piel. A los voluntarios se les pidió que dejaran de usar todos los productos del cuidado personal durante tres días para evitar la contaminación de los resultados. La suposición era que la mayoría de los químicos eran de origen microbiano y todo el resto podría ser de origen humano, con los químicos ambientales formando una pequeña pero considerable parte.

Los resultados no siguieron el patrón.

 Los productos de células microbianas contribuyeron el doble que las células humanas en la química de la piel. La sorpresa fue que los residuos de los productos del cuidado personal contribuyeron en un 8% de la química que se midió.

Los efectos a largo plazo de los químicos sintéticos en la piel no se conocen todavía, pero parece poco probable que pudieran aumentar los resultados del envejecimiento a largo plazo. Esta es la explicación de porqué hemos elegido certificar nuestros productos como orgánicos para evitar químicos que no ocurran naturalmente